La asociación Amigos de Ritsona nace tras la estancia de sus fundadoras como voluntarias independientes en el campo de refugiados de Ritsona (Grecia) en agosto de 2016.

El objetivo principal de la asociación es mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas y migrantes.

Entre los objetivos de la asociación se encuentran también los siguientes:

  • Defender los Derechos Humanos, en especial el derecho de asilo.

  • Prestar ayuda humanitaria en situaciones de emergencia.

  • Sensibilizar y concienciar sobre la situación de las personas refugiadas.

  • Fomentar la construcción de un mundo más justo.

  • Favorecer la convivencia intercultural.

  • Trabajar para cambiar las estructuras injustas de la sociedad.

Para conseguir todos estos objetivos realizamos y/o participamos en diferentes actividades: charlas, jornadas o mesas redondas desde las que poder sensibilizar y concienciar sobre la situación de las personas refugiadas, organización de eventos de todo tipo para recaudar fondos que nos permitan el desarrollo de proyectos en terreno. Mantenemos además contacto fluido con diferentes asociaciones y voluntarios/as que nos permiten estar informados e informar sobre la actualidad de la situación de las personas refugiadas.

Nuestra forma de trabajo con las personas refugiadas y migrantes se basa en la cooperación, en la medida de lo posible tratamos de proporcionarles herramientas para conseguir mejorar la situación, evitando desarrollar dinámicas de trabajo paternalistas o asistencialistas. Nuestra forma de colaborar se basa en escuchar sus necesidades y adaptarnos a ellas, no en tratar de imponer las mejoras que a nosotros/as nos parecen adecuadas.

Nuestra andadura como Asociación, en agosto de 2016, comenzó centrándonos en el campo de refugiados de Ritsona. Desde entonces, no hemos dejado de volver a Grecia varias veces al año para conocer de primera mano la situación en terreno. Eso nos ha llevado a colaborar con otros proyectos fuera del campo de Ritsona.

En agosto de 2017, tras conocer la realidad de las calles de Atenas donde miles de personas, muchas de ellas menores, viven en la calle en unas condiciones inhumanas, comenzamos a aunar esfuerzos con otras organizaciones y voluntarios/as para conseguir mejorar las condiciones de vida del mayor número de personas que se encuentran en esta situación.

En agosto de 2018 conocimos la realidad de la Isla de Lesbos y más concretamente del campo de refugiados de Moria, donde miles de personas viven hacinadas en unas condiciones inhumanas. Desde entonces colaboramos también con varias organizaciones que trabajan en terreno y que ofrecen comida, ropa de invierno y espacios seguros para todas estas personas. Puedes ver más información sobre todos estos proyectos.